www.junquoting.comule.com
modas ropa talento foro activo influencias tendencias zapatos femme femanina paris


Mas recientes

  • 1 mesa de concertacion para la lucha contra la
  • enfermedades comunes en las mujeres
  • destinos turisticos oriente medio
  • hottest eu news
  • importacion de china a mexico gt gt foro para importar de china
  • capitulo v carnicos ii
  • de la luisiana a la nueva espana capitulo v
  • desarrollo de ventajas competitivas pymes exportadoras exitosas
  • tatuajes de peliculas
  • 2009 enero karate mrprepor el karate en internet
  • cursos de importaciones exportaciones logistica
  • energia solar portalsolar portal de la energia solar empresas de
  • ventajas y desventajas energia solar
  • estamos tan avanzados con la energia solar
  • bombilla led que funciona con energia solar
  • trastornos del tracto biliar trastornos de la vesicula biliar y
  • juan francisco martin seco
  • desarrollo tecnoligico y derechos humanos la vida
  • causas de piedras en la vesicula y riesgo en embarazo con piedras
  • maremagnum de quisicosillas 10
  • colecistectomia laparoscopica en pacientes
  • el llamado de berea segunda carta a los tesalonicenses introduccion
  • escucha girls who run the world
  • los iberos
  • del mercantilismo al capitalismo
  • mercantilismo y economia clasica
  • economia al segundo
  • derecho politico
  • diccionario ingles
  • laureano bonet
  • ruge la catedral anderlech
  • fernandes si no tuvieramos fe no jugariamos la vuelta de
  • blog del curso politica instituciones
  • los senores de vizcaya
  • el comercio
  • libro de traumatologia
  • laura palma
  • 50000 hijos y nietos de emigrantes gallegos lograron la
  • redalycsocioling istica y analisis del discurso herramientas para
  • megablogolis responsabilidad politica detras de la decision electoral
  • mobbing de usuarios
  • aguas negras en sector vista hermosa la guaricha y la vuelta la
  • janu shirshasana
  • super forum de novelas vizualizare subiect
  • sextomandamiento
  • i convenio colectivo del personal docente e investigador laboral de
  • mary la elefanta que murio en la horca
  • cuando los elefantes eran condenados a muerte
  • aca estan estos son los diez mandamientos del buen
  • la crueldad hacia los animales en la vida cotidiana



  • 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

    beruby.com - Empieza el día ahorrando

    Publicidad 

         
    Ultimos Posts



    Descripcion:
    Al estudiar la evolucin de la comarca alcalana a lo largo de la historia, siempre nos encontraremos con un inconveniente grave, la inexistencia de un rea geogrfica definida, lo que hace que la zona sobre la que Alcal ha ejercido en un momento dado su jurisdiccin sea algo que ha variado mucho con el tiempo. Si a esto unimos el hecho de que la naturaleza jurdica de las divisiones administrativas manejadas no ha sido siempre equivalente, se comprender fcilmente la dificultad que existe a la hora de intentar realizar un estudio comparado de las mismas.

    No obstante estas dificultades, s se puede intentar un estudio de estas divisiones administrativas, mxime si nos ceimos a un perodo histrico concreto -buena parte del siglo XVIII y el primer tercio del siglo XIX- caracterizado por ser el origen de la Espaa contempornea. En estos aos objeto de estudio las divisiones administrativas en las que aparece incluida Alcal no son ya las medievales derivadas en mayor o menor medida del Fuero Viejo, ni son tampoco, salvo la ltima, las correspondientes al partido judicial que ha permanecido vigente hasta breves fechas. Tampoco se trata ni de una jurisdiccin municipal como era la del Fuero Viejo, ni de una judicial como el partido; pero teniendo en cuenta estos condicionantes, podremos pasar a considerar las citadas divisiones territoriales.

    En cuanto a su extensin geogrfica, conviene tambin establecer los lmites extremos. En el Fuero Viejo la jurisdiccin alcalana se extenda fundamentalmente por las tierras alcarreas situadas al sur de la ciudad, entre los cursos del Henares y el Tajua, mientras que de las tierras bajas de la Campia tan slo abarcaba a la propia Alcal y a algunas de las poblaciones ms cercanas a ella tales como Camarma de Esteruelas o Torrejn de Ardoz. El partido judicial, por el contrario, era ms limitado por la parte sur mientras que, en contrapartida, llegaba por el norte hasta Valdetorres de Jarama y por el oeste -hasta las anexiones de municipios efectuadas por Madrid en los aos cuarenta de este siglo- hasta el curso del arroyo Abroigal, actualmente ocupado por la autopista de circunvalacin M-30.

    Por lo dems, en el conjunto de estas divisiones territoriales nos encontraremos con dos factores interesantes. En primer lugar, la constancia de la actual divisoria entre las Alcarrias de Alcal y Guadalajara, invariable a lo largo del tiempo -incluso remontndonos al propio Fuero Viejo- a pesar de que siempre se ha tratado de una comarca -la segunda de ellas- muy vinculada demogrfica y econmicamente a nuestra ciudad. En segundo, la adscripcin a Alcal de poblaciones bastante alejadas y muy poco vinculadas a ella histricamente, tales como las situadas en la margen derecha del Jarama o bien, por el este, las de las comarcas de Brihuega o Zorita. Razones de jurisdiccin territorial -en el caso de Alcal el arzobispado de Toledo- son probablemente las responsables de adscripciones tan poco lgicas como las reseadas o la todava ms inexplicable exclusin de la cercana villa de Meco de la rbita alcalana hasta fechas bien recientes.

    ; recordemos, por cierto, que por aquellas fechas Alcal dependa administrativamente de la provincia (o intendencia) de Toledo, y no de la de Madrid. La relacin de poblaciones que aparecen en el citado censo es la siguiente:

    , La Puebla de los Valles, Loeches, La Casa de Uceda, La Olmeda de las Cebollas, Los Hueros, Mesones, Matalarrubia, Orusco, Perales de Tajua, Pezuela de las Torres, Pozuelo del Rey, Paxares, Reduea, Romancos, Santorcaz, San Andrs del Rey, Tortuero, Torremocha de Uceda, Torrejn de Ardoz, Tielmes, Talamanca, Torres, Torrelaguna, Tomellosa y Uceda.

    Hay que recordar que Daganzo de Abajo (o Daganzuelo) y Alcolea de Torote son hoy dos despoblados pertenecientes, respectivamente, a los trminos municipales de Daganzo de Arriba y Torrejn del Rey. Por otro lado, no es de sorprender que en esta relacin no aparezca an Nuevo Baztn, poblacin fundada de nueva planta precisamente por esos aos.

    Son en total 63 poblaciones, agrupadas en tres zonas separadas entre s y netamente diferenciadas, tal como refleja la figura nmero 1: La de Alcal, la de Torrelaguna -a caballo entre las actuales provincias de Madrid y Guadalajara- y, curiosamente, la muy alejada de Brihuega. Entre las dos primeras existe adems un pequeo enclave formado por las poblaciones de Algete, Fuente el Saz de Jarama y Alalpardo, y otro an ms pequeo, correspondiente a la hoy desaparecida Alcolea de Torote. La extensin de estos territorios era de aproximadamente unos 2.000 km

    Una conclusin sumamente interesante puede sacarse de esta divisin territorial. A pesar de que el sentido administrativo del Fuero Viejo haca ya mucho que haba desaparecido por completo ya que todas las poblaciones sometidas a la jurisdiccin municipal de Alcal se haban eximido a lo largo de los siglos anteriores, todava continuaba vigente la divisin territorial que ste haba abarcado, puesto que la porcin correspondiente a Alcal en esta divisin territorial objeto de estudio coincide exactamente con la que en su da comprendiera el Fuero Viejo. Paralelamente seguan quedando fuera de la jurisdiccin alcalana poblaciones tan cercanas a la ciudad como Meco, Daganzo de Arriba o Fresno de Torote, todas ellas pertenecientes entonces a Guadalajara.

    Terminado el estudio de este documento, hemos de dar un salto de unos cincuenta aos para encontrarnos con la obra de Toms Lpez, el conocido cartgrafo espaol que desarroll su labor en la segunda mitad del siglo XVIII. Su mapa de la provincia de Toledo, en la que todava estaba incluido el partido de Alcal, est fechado en 1763 y muestra en lo que a nosotros respecta una similitud muy grande con la relacin de Campoflorido, de la que slo le diferencian algunos detalles menores. De acuerdo con la trascripcin realizada por M Dolores Marcos Gonzlez

    Ajalvir, Alalpardo, Alcal de Henares, Alcolea de Torote, Algete, Alpedrete de la Sierra, Ambite, Anchuelo, Archilla, Arganda, Belinchn, El Berrueco, Brihuega, Cabanillas de la Sierra, Camarma de Esteruelas, Campillo, Campo Real, Carabaa, Carraquiz, Carraquiz Menor, Casa de Uceda, Castilmimbre, Corpa, El Cubillo, Daganzo de Abajo, Fuente la Higuera, Fuentes de Alcarria, Gajanejos, Loeches, Los Hueros, Matarrubia, Mesones, Nuevo Baztn, La Olmeda de la Cebolla, Orusco, Pajares, Pezuela de las Torres, Pozuelo del Rey, Puebla de Valls, Reduea, Romancos, San Andrs del Rey, Santorcaz, Los Santos de la Humosa, Talamanca de Jarama, Tielmes, Tomellosa, Torrejn de Ardoz, Torrelaguna, Torremocha, Torres de la Alameda, Tortuero, Uceda, Valdenuo Fernndez, Valdepeas de la Sierra, Valdesaz, Valdesotos, Valdilecha, Valverde de Alcal, Venturada, Villalbilla, Villar del Olmo, Villaseca, Villaviciosa y Viuelas.

    En esta ocasin, adems de los casos ya conocidos de Daganzo de Abajo y Alcolea de Torote, aparecen los siguientes despoblados: Campillo, Carrazquiz y Carrazquiz Menor, el primero de ellos perteneciente al actual trmino municipal de Arganda, y los dos ltimos al de Torrelaguna.

    A esta relacin corresponde la figura nmero 2. Como puede comprobarse contina existiendo la misma fragmentacin en tres porciones principales, junto con tres enclaves de pequeo tamao. En relacin con la figura 1 se aprecian las siguientes diferencias: En el enclave de Alcal falta Perales de Tajua, Galpagos en el de Torrelaguna y Fuente el Saz en el de Algete. Brihuega, por su parte, permanece sin cambios. En compensacin a la prdida de estas tres poblaciones aparece incluida por vez primera la villa de Belinchn, hoy perteneciente a la provincia de Cuenca y entonces convertida en un alejado enclave. En cuanto a la extensin territorial, sta era muy similar a la del apartado anterior, es decir, rozando los 2.000 km

    Llega ahora el turno a dos divisiones provinciales, la de Godoy de 1801 y la de Jos Bonaparte de 1810, caracterizadas ambas por su carcter efmero, circunstancia que habra de repetirse en las nuevas reordenaciones territoriales acometidas por los gobiernos liberales en las primeras dcadas del siglo XIX. Lamentablemente, hasta el da de hoy no he conseguido encontrar la relacin completa de ambas divisiones, la de 1801 y la de 1810, en lo que a la comarca de Alcal se refiere; esto hace que las referencias que haga a las mismas sern, necesariamente, incompletas.

    Empecemos por la primera de ellas, la de Godoy, importante en lo que a Alcal se refiere dado que es la primera en la que nuestra ciudad aparece incorporada a la provincia de Madrid y no a la de Toledo, a la que haba pertenecido tradicionalmente. La mejor referencia a la misma que he encontrado es la que hace Pascual Madoz en su

    Por la divisin territorial en intendencias mandada hacer por S.M. a propuesta del Consejo de Hacienda, y que empez a observarse en 1 de enero de 1801, se organiz la provincia de Madrid en dos partidos administrativos, que lo fueron Madrid y Alcal de Henares, y para ello se extingui por real orden de 8 de diciembre de 1799 el partido de Colmenar Viejo, que era uno de los tres que componan la de Guadalajara, incorporndolo al de Madrid: Se unieron al mismo otros pueblos de los antiguos partidos de Segovia, Toledo, Alcal y Ocaa, y se pasaron a los de Alcal, Guadalajara y Huete los que parecieron convenientes. El partido de Alcal era de la antigua provincia de Toledo, y qued comprendido en su mayor parte en la de Madrid. De suerte que, componindose la primitiva provincia de este ltimo nombre de 92 pueblos, se le separaron 24 y se le aadieron 27 del partido de Colmenar Viejo, 11 del de Guadalajara, 22 del de Segovia, 39 del de Alcal, 8 del de Toledo, 2 del de Ocaa, que todos eran de otras provincias, y los 3 sitios reales de San Fernando, San Lorenzo y El Pardo, que no tenan provincia sealada, y componen 112 agregados; quedando organizada con 179 pueblos, los 122 del partido de Madrid y 57 de Alcal. El Sr. Miano propone en su diccionario como pertenecientes al partido de Madrid 124 pueblos, y al de Alcal 63, lo cual consiste en haber considerado como pueblos las ventas y caseros denominados del Portazguillo, Santa Catalina, Campillo, Encinar, Vilches, La Cabeza, Peradilla

    As continu la provincia en los primeros 8 aos de este siglo, hasta que en abril de 1809 el Gobierno Bonapartista, mand formar el proyecto de divisin en departamentos.

    Puesto que Madoz no da la relacin de los municipios incluidos en esta divisin territorial, tan slo se puede deducir de una manera aproximada cual era su delimitacin. A juzgar por el texto su forma deba de ser bastante similar a la de la provincia actual con la notable excepcin de Aranjuez, tambin Real Sitio y por lo tanto no adscrito a ninguna provincia hasta entonces, poblacin que no sera incorporada a la de Madrid hasta aos despus. No obstante, y como veremos ms adelante, ser posible reconstruir la configuracin del partido alcalano en base a documentos posteriores.

    De los 65 municipios con los que contaba el partido de Alcal cuando estaba integrado en la provincia de Toledo, pasaron a la de Madrid 39, probablemente los pertenecientes a los enclaves de Alcal y Torrelaguna, quedando fuera el ms alejado de Brihuega. A estos 38 municipios que junto con Alcal pasaron a la provincia de Madrid, se uniran otros 18 hasta formar los 57 que atribuye Madoz al nuevo partido alcalano. Ntese que habiendo dos nicos partidos en la provincia, los de Madrid y Alcal, exista una desproporcin muy notable entre ambos: 122 municipios en el primero frente a los aludidos 57 del segundo; esto contrasta fuertemente con el criterio seguido en la divisin provincial de 1833, que redujo el partido madrileo exclusivamente a la capital.

    Por lo dems, poco ms se puede decir de la delimitacin del partido alcalano a raz de esta divisin de 1801, del que cabe suponer que, privado de sus extraas ramificaciones y de sus no menos curiosos enclaves por tierras alcarreas, debi de empezar a parecerse en su configuracin a la que adquirira definitivamente en 1833. No obstante la escasa vigencia de esta divisin provincial de ella habra de quedar una huella indeleble para Alcal, la inclusin de su comarca, por vez primera en la historia, en la provincia de Madrid.

    . Entre estas prefecturas, que ya apuntaban a las provincias creadas aos despus por los liberales, se encontraba la de Madrid, bautizada con la denominacin de

    en atencin al criterio de llamar con nombres geogrficos -y no con los de las capitales- a las citadas prefecturas. Al igual que ocurriera en la divisin de 1801, Alcal qued incluida en la circunscripcin madrilea como cabeza de una de las dos subprefecturas -la otra era la de la propia capital- en las que se subdivida la misma.

    ) y, como novedad, presentaba un territorio conexo al haberse evitado los mltiples enclaves que caracterizaban a las circunscripciones del Antiguo Rgimen. Su forma era aproximadamente circular, con el centro en Madrid, y sus lmites eran los siguientes: Por el norte, aproximadamente Alcobendas y, en lo que a la comarca de Alcal se refiere, Ajalvir, Camarma de Esteruelas y, como novedad, Meco, quedando fuera de ella -es decir, en la provincia de Guadalajara- los actuales despoblados de Camarma del Cao y Buges, este ltimo incorporado al trmino municipal de Meco. Por el este, el actual lmite provincial, intangible desde los lejanos tiempos del Fuero Viejo. Por el sur, el curso del Tajua, coincidente tambin de forma aproximada con los lmites de la comarca histrica alcalana, hasta su confluencia con el Jarama y, a partir de all, el lmite actual de las provincias de Madrid y Toledo hasta alcanzar el curso del ro Guadarrama. Y por el oeste, por ltimo, este mismo ro Guadarrama hasta aproximadamente la altura de Torrelodones, que quedara fuera de esta prefectura al ser incluida en la de Toledo.

    Como se aprecia fcilmente, la prefectura de Madrid (o del Manzanares) no llegaba ms all del ncleo central de la actual provincia, dejando fuera lugares tales como Aranjuez, Chinchn, Navalcarnero, San Lorenzo del Escorial, Colmenar Viejo, Torrelaguna o Somosierra. Esta limitacin superficial afectaba tambin, lgicamente, a la subprefectura alcalana, reducida en la prctica y de una manera aproximada a la extensin delimitada por el Fuero Viejo, es decir, unos 1000 km

    . Este clculo est hecho en funcin de que el lmite de las dos subprefecturas, que me ha sido imposible deslindar con exactitud, fuera el tradicional del Fuero Viejo, conservado durante el siglo XVIII. Cabe tambin la posibilidad (vuelvo a recordar que no me ha sido posible confirmarlo) de que, al igual que se hizo en divisiones provinciales posteriores, fueran incorporadas a la circunscripcin alcalana poblaciones tales como Paracuellos de Jarama, San Fernando de Henares, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio, Rivas o Vaciamadrid, o incluso aqullas de allende el Jarama incorporadas en su mayor parte al municipio madrileo en este siglo: Barajas, Canillas, Canillejas, Coslada o Viclvaro.

    . Antes de seguir adelante conviene recordar un par de cuestiones con respecto a esta relacin. En primer lugar, la fecha; entre las divisiones administrativas de Godoy (1801) y Jos Bonaparte (1810) por un lado, y la del trienio liberal (1822) por otro, no hubo ninguna remodelacin provincial intermedia, a no ser que se considere como tal la restauracin de la de 1801 al ser derrotados y expulsados de Espaa los franceses. De hecho, en la fecha que nos ocupa (junio de 1813) las tropas invasoras haban sido expulsadas ya de la comarca alcalana, aunque no todava de la totalidad del territorio espaol; los combates habran de prolongarse hasta enero de 1814, mientras Fernando VII no retorn a Espaa hasta marzo de ese mismo ao, una vez rendidas las tropas francesas. Cabe suponer, pues, con toda seguridad, que la divisin provincial a la que hace alusin este documento de 1813 fuera, precisamente, la de Godoy.

    Sin embargo, y esto es tambin importante, si bien con anterioridad a 1822 no hubo modificacin de los lmites provinciales, s hubo remodelaciones de los partidos en los que se subdividan las provincias. sta es la razn por la que no puedo afirmar con total seguridad que la comarca alcalana fuera en junio de 1813 exactamente la misma que en el ao 1801. Dadas las circunstancias por las que entonces atravesaba Espaa cabe suponer que este caso no se diera por falta literal de tiempo para acometer cualquier tipo de cambio, y que la comarca alcalana fuera exactamente la misma en esta fecha que con anterioridad a la invasin francesa; el hecho de que el nmero de poblaciones -63, 57 si descontamos las ventas y los caseros- coincida con la cantidad dada por Madoz, parece avalar esta continuidad. No obstante, y tal como veremos a continuacin, apenas unos meses despus, en diciembre de ese mismo ao de 1813, los partidos ya haban sido profundamente modificados, lo que nos fuerza necesariamente a ser precavidos a la hora de intentar asimilar sin ms la situacin de junio de 1813 a la del ao 1801, al menos en lo que a Alcal se refiere.

    Hay que tener en cuenta que en esta relacin aparecen varios nombres que corresponden, en realidad, a simples granjas o fincas: Caseros del Campillo, del Encinar y de Vilches, y Granja de la Cabeza. Tambin aparecen varios despoblados: Pesadilla, Baezuela, Alcolea de Torote, Buges, Camarma de Encima, Camarma del Cao y Daganzo de Abajo. En total su superficie era de unos 1.900 km

    Por lo dems, llevada esta relacin a un mapa surge la conformacin territorial que viene reflejada en la figura nmero 3, ms cercana a la estructura actual de la comarca que las correspondientes al siglo XVIII, pero an con ciertas peculiaridades dignas de estudio. As, comparada con sus antecesoras del siglo anterior se puede comprobar que en 1813 -y probablemente en 1801- haban desaparecido ya los enclaves correspondientes a Brihuega y a Belinchn, lo que no deja de tener su lgica desde el punto de vista de la racionalizacin de las circunscripciones provinciales. Del enclave norteo se conservaba aproximadamente la mitad de la superficie, partida en varios fragmentos separados entre s, con Talamanca como poblacin principal aunque tanto Torrelaguna como Uceda no figuran ya como pertenecientes a la comarca alcalana. El enclave central, por ltimo, no presenta la menor variacin con respecto a la segunda mitad del siglo XVIII, es decir, es coincidente con la comarca delimitada por el Fuero Viejo a excepcin, como ya qued comentado, de Perales de Tajua, segregado ya en ese mismo siglo XVIII.

    En cuanto a las nuevas adquisiciones, stas se pueden agrupar en dos apartados. En primer lugar, ya aparecen como alcalanos la mayora de los pueblos situados al norte de Alcal y al sur de Talamanca, histricamente pertenecientes a Guadalajara todava en el siglo anterior: Buges, Camarma de Encima, Camarma del Cao, Cobea, Daganzo de Arriba, Fresno de Torote, Fuente el Saz, Meco y Valdeolmos. A stos habra que sumar El Molar y El Velln, cercanos a Talamanca, tambin incorporados de la provincia de Guadalajara y posteriormente segregados del partido de nuestra ciudad. Aunque todava no aparecen como pertenecientes a la comarca de Alcal las poblaciones de Valdetorres de Jarama, Ribatejada y Valdeavero, lo cierto es que la delimitacin de la comarca complutense comienza ya a ser muy parecida, en esta zona, a la que le correspondera a partir de 1833.

    Ms curiosa resulta ser la inclusin en la jurisdiccin alcalana de la comarca alcarrea de Zorita de los Canes, con los municipios de Almoguera, Almonacid de Zorita, Albalate de Zorita, Albares, Brea de Tajo, Driebes, Mazuecos, Yebra y Zorita de los Canes. Aun cuando esta comarca estaba enlazada con el ncleo principal del partido a travs de Orusco y Carabaa -no llegaba a formar, pues, ningn enclave-, no por ello deja de ser una extraa prolongacin del partido alcalano a pesar de que ninguna razn histrica justificaba su inclusin en el mismo. Dado que en el siglo XVIII estos territorios, junto con una extensin mucho mayor de la Baja Alcarria que inclua la villa de Pastrana, pertenecan ya a la provincia o intendencia de Madrid, es probable que los responsables de la nueva divisin provincial decidieran mantener estas poblaciones en la misma provincia aunque, eso s, traspasadas al partido complutense al quedar ste ms cercano que el madrileo.

    Bastaran apenas seis meses, todava con la guerra sin concluir, para que la configuracin de la comarca alcalana volviera a verse alterada. No se trat de una remodelacin provincial (segua vigente la divisin de 1801 de Godoy), sino de una alteracin de los partidos en los que se subdivida la misma, y bastante radical, por cierto. De dos partidos, los de Alcal y Madrid, se pas nada menos que a once, con cabeceras en Alcal, Almonacid de Zorita, Valdemoro, Chinchn, Colmenar Viejo, Fuencarral, Getafe, Navalcarnero, Valdemorillo, Fuente el Saz de Jarama y Madrid. Como dato curioso, cabe resear que, mientras que hasta entonces el partido de Madrid contaba con 122 municipios frente a slo 63 Alcal, en esta ocasin va a abarcar nicamente a la capital, iniciando as una costumbre que se perpetuara en el tiempo.

    En lo que respecta a Alcal, es lgico concluir que su partido quedara muy mermado tanto en el nmero de poblaciones (de 63 pas a 19, incluyendo a algn despoblado) como en extensin, al reducirse de 1.900 km

    a slo unos escasos 500. Claro est que, para establecer comparaciones, es preciso considerar en su conjunto a los tres partidos que vienen a coincidir con el antiguo partido alcalano, el de Alcal, el de Almonacid y el de Fuente el Saz. Veamos como estaban configurados de acuerdo con el documento estudiado

    , Albares, Almoguera, Almonacid de Zorita, Ambite, Anchuelo, Corpa, Loeches, Nuevo Baztn, La Olmeda, Pezuela de las Torres, Pozuelo del Rey, Santorcaz, Los Santos de la Humosa, Villalvilla, Villar del Olmo, Yebra y Zorita de los Canes.

    Como puede comprobarse, en este documento ya han sido suprimidas las granjas y fincas de labor que elevaban artificialmente el nmero de poblaciones en la relacin anterior. No obstante, a varias de las poblaciones se las considera despoblados: Camarmilla, o Camarma de Encima; Pesadilla, cercana a Algete, y Venturada, municipio situado en la carretera de Burgos que curiosamente contaba con 264 habitantes en el padrn de 1986. Paralelamente da como habitados lugares hoy despoblados: Buges (en Meco), Camarma del Cao (en Camarma de Esteruelas), Daganzo de Abajo (en Daganzo de Arriba) y Alcolea de Torote, a la que errneamente denomina

    . Sin embargo, ya ha desaparecido de la relacin el despoblado de Baezuela, situado en el trmino municipal de San Fernando de Henares aunque ms cercano a Los Hueros.

    Es fcil apreciar, tanto por la relacin de poblaciones como por la figura nmero 4, que el conjunto de los tres partidos aludidos viene a coincidir aproximadamente con el partido complutense vigente seis meses antes, aunque algunos municipios fueron segregados mientras otros varios vinieron a incorporarse por vez primera. Concretamente, se perdieron las poblaciones de Arganda, Brea de Tajo, Campo Real, Carabaa, Driebes, Mazuecos, Orusco, Tielmes y Valdilecha, que pasaron en su totalidad a formar parte del nuevo partido de Chinchn. Estas nueve prdidas seran compensadas con las incorporaciones de Mejorada del Campo, Paracuellos de Jarama y Velilla de San Antonio, que pasaron a pertenecer al partido de Alcal, y las de Cabanillas de la Sierra, Reduea y Venturada (repescadas, por cierto, ya que pertenecieron a Alcal en el siglo XVIII), Fuente del Fresno (hoy perteneciente a San Sebastin de los Reyes), San Agustn de Guadalix y Pedrezuela, todas ellas incluidas en el partido de Fuente el Saz.

    En resumen, puede afirmarse que la comarca alcalana perdi una buena porcin de terreno por el sur en beneficio de Chinchn, ganando en cambio algunas poblaciones por el oeste, si bien en menor cuanta; de hecho su superficie disminuy ligeramente, pasando de 1.900 a 1.700 km

    aproximadamente. Una consecuencia importante fue el hecho de que, por primera vez desde la Reconquista salvo la nica excepcin de Perales de Tajua, segregado de su comarca ya en la segunda mitad del siglo XVIII, Alcal perda todo tipo de jurisdiccin, siquiera formal, sobre gran parte de su comarca histrica, es decir, la situada entre los ros Henares y Tajua, repartida entre los partidos de Chinchn y Almonacid a excepcin de Los Hueros, Torres y Valverde, extendindose en cambio hacia el norte por los territorios que hasta no haca mucho haban pertenecido a Guadalajara.

    En lo que respecta al reparto del territorio entre los tres partidos, ste puede tambin apreciarse en la figura 4. El septentrional, con cabecera en Fuente el Saz en vez de en la histrica Talamanca, meda algo ms de 500 km

    , y estaba fragmentado en varias porciones. El central, encabezado por Alcal, era el nico conexo de los tres, y se extenda principalmente entre los cursos del Henares y el Jarama sobre una superficie de 500 km

    - y el ms recortado en relacin al partido anterior; al haber perdido Orusco y Carabaa en beneficio de Chinchn estaba fragmentado en dos porciones, la de Almonacid propiamente dicha y la que abarcaba la mayor parte de la Alcarria alcalana con excepcin de la franja sur -la del Tajua- que, como ya qued comentado, pas en su mayor parte a Chinchn. Se trata de una distribucin territorial muy poco coherente, ya que haca que poblaciones tan cercanas a Alcal como Santorcaz, Los Santos, Villalbilla o Loeches dependieran administrativamente no de nuestra ciudad, sino de la lejana Almonacid de Zorita. No obstante, tal como veremos ms adelante, esta divisin administrativa no durara demasiado... Era la moda de la poca.

    , es decir, poco ms de dos aos despus, nos encontramos con que la ltima reforma de los partidos de la provincia de Madrid, la de diciembre de 1813, haba sido suprimida, volvindose virtualmente a la situacin vigente en junio de 1813. sta es la relacin de poblaciones citadas en este documento, respetndose el orden y la grafa del original:

    Adems, claro est, de la propia Alcal, lo que hace un total de 57 ncleos de poblacin. Estudiando esta relacin y comparndola con la de junio de 1813, se observa que ambas divisiones territoriales son virtualmente idnticas. De hecho, la nica diferencia entre ambas consiste en la desaparicin en la segunda de ellas de algunos caseros o despoblados tales como Camarma de Encima, los caseros del Campillo y de Vilches y el despoblado de Baezuela, junto con la aparicin por vez primera como ncleo de poblacin diferenciado de la alcalana finca de El Encn... Con cuatro vecinos. Evidentemente, y por encima de criterios dispares a la hora de considerar los pequeos ncleos de poblacin, la situacin puede ser considerada como la misma que la reseada en la figura 3.

    Quiz pueda resultar asimismo interesante recordar cual era entonces la situacin de varios ncleos de poblacin actualmente despoblados, pero que entonces an se mantenan habitados. As, Daganzo de Abajo aparece en el documento con diez vecinos, Alcolea de Torote con otros diez, Camarma del Cao con quince y Buges o Bujs con dos; se trata en todos los casos de vecinos -es decir, cabezas de familia- y no de habitantes, por lo que para obtener el nmero de estos ltimos habra que multiplicar por un factor cuyo valor se sita aproximadamente entre cuatro y cinco. En todo caso, es evidente que la despoblacin de estos pequeos pueblos estaba ya muy avanzada, lo que justifica que, aos ms adelante, comiencen a desaparecer de los documentos.

    , y hace alusin a un acuerdo de las Cortes por las que se aprobaba la divisin provisional de la provincia de Madrid en cinco partidos -los de Alcal, Chinchn, Valdemoro, Colmenar Viejo y Navalcarnero- adems de la villa de Madrid, que constitua a efectos jurdicos un sexto partido limitado a su trmino municipal.

    Este documento resulta interesante por dos razones. Primero, porque a pesar de estar promulgado por el gobierno liberal implantado en nuestro pas tras la sublevacin del general Riego en Cabezas de San Juan en enero de este mismo ao, responde todava, con ligeras e insignificantes modificaciones, a la divisin provincial de 1801 -es decir, la de Godoy-, mantenida contra viento y marea por los gobiernos absolutistas de Fernando VII. De hecho, los liberales no implantaran su propia divisin territorial sino hasta enero de 1822, es decir, ms de un ao despus, lo que justifica el calificativo de

    utilizado en el documento. Pero hay an un segundo punto de inters en lo que al partido complutense se refiere; entre los dos partidos en los que subdivida la provincia en 1801 y en junio de 1813, y es probable que tambin en 1816, y los once en los que quedaba repartida en diciembre de 1813, esta reordenacin administrativa en seis partidos supone un caso intermedio, ms racional que ambos extremos y en cierto modo precursor de la divisin definitiva de 1833.

    aproximadamente. Comparando su configuracin geogrfica, reflejada en la figura 5, con las de las anteriores circunscripciones y, en particular, con la de junio de 1813 o la de 1816, se puede constatar como Alcal conservaba el alejado enclave de Zorita al tiempo que perda, por el sur, no slo las poblaciones ribereas del Tajua (Ambite, Orusco, Carabaa y Tielmes), sino tambin las ms cercanas de Arganda, Campo Real, Valdilecha y Villar del Olmo, todas ellas vinculadas histricamente a Alcal y ahora dependientes de Chinchn. En cuanto al norte del partido, ste haba perdido aqu prcticamente todo el antiguo enclave de Talamanca, as como los recientemente incorporados pueblos de la ribera derecha del Jarama, no conservando de esta zona ms que a Valdenuo Fernndez y Mesones, muy alejados ahora del ncleo principal dado que, segn este documento, el partido alcalano no llegaba ms all de Algete y Alalpardo. En compensacin Alcal reciba una generosa porcin de los pueblos que, por el norte y por el este, haban formado parte tradicionalmente del alfoz madrileo: Chamartn, Hortaleza, Barajas (con la Alameda de Osuna y Rejas), Paracuellos de Jarama, Canillas, Canillejas, Coslada, Viclvaro (con Ambroz), Vallecas, Rivas, Vaciamadrid y el Real Sitio de San Fernando, quedndose para Chinchn en forma de extrao entrante las poblaciones de Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio.

    Uno de los numerosos puntos por los que liberales y absolutistas entraron en conflicto durante el reinado de Fernando VII fue, precisamente, la divisin territorial de Espaa. No es de extraar, pues, que cada vez que la situacin poltica de nuestro pas diera un vuelco lo primero que se planteara fuera precisamente la remodelacin de las provincias espaolas. Y as, mientras que en general puede afirmarse que los absolutistas tendan a restablecer la ya anticuada divisin provincial de Godoy de 1801, los liberales intentaban imponer la suya propia, como sucedi en cierta medida con la napolenica de 1810 -aunque sta fuera de inspiracin francesa- y ya decididamente en las Cortes de Cdiz -intento que no lleg a verse plasmado en la realidad a causa de la implantacin del absolutismo al retorno de Fernando VII- y en el trienio liberal; precisamente de esta ltima es de la que corresponde hablar ahora.

    Aunque la remodelacin territorial de Espaa fue una de las cuestiones que ms tempranamente se plantearon las Cortes Extraordinarias al crear stas, tan slo tres das despus de constituirse el 12 de octubre de 1821, una Comisin de Divisin Territorial, la nueva distribucin provincial no sera aprobada sino con fecha de 30 de enero de 1822. Teniendo en cuenta que el rgimen liberal, y con l la totalidad de su actividad legislativa, caera en el otoo de 1823, fcilmente puede comprobarse que la vigencia de la divisin provincial de 1822 fue forzosamente muy limitada, llegando a afirmar algunos autores que ni siquiera lleg a ser aplicada en la prctica.

    , la provincia de Madrid en 1822 era ya bastante parecida a la actual, aunque con algunas notables diferencias. As, quedaban fuera de ella el Real Sitio de Aranjuez, el extremo formado por Cenicientos, Cadalso de los Vidrios y Villa del Prado, y la parte norte de la actual provincia, con Buitrago de Lozoya y Torrelaguna, junto con algunos territorios menores. En compensacin la provincia se extenda hasta Tarancn y Leganiel -hoy conquenses- al tiempo que incorporaba el pequeo territorio formado por los despoblados de Fuenlespino, Valdeolmena, Fuenvellida, Anos y Santiago de Vilillas, actualmente pertenecientes a la provincia de Guadalajara a travs del municipio de Almoguera.

    En cuanto a la configuracin de la comarca complutense nada puedo decir en concreto, dado que no me ha sido posible encontrar ninguna relacin de poblaciones adscritas a la jurisdiccin alcalana en este perodo histrico. Por ello, tan slo puedo dar referencia de los lmites entre las provincias de Madrid y Guadalajara en la zona correspondiente a la comarca de Alcal, desconociendo cuales eran los lmites internos entre los distintos partidos de la primera de estas provincias. As, la lnea divisoria discurra exactamente igual que ahora por la zona de la Alcarria -de hecho sta no ha variado desde los aos del Fuero Viejo- para, una vez alcanzado el valle del Henares, dejar fuera de la comarca alcalana -es decir, en la provincia de Guadalajara- las poblaciones de Bujes, Valdeavero y, probablemente, Alcolea de Torote (actualmente un despoblado que en fechas posteriores sera incorporado al trmino municipal de Torrejn del Rey, perteneciente a la provincia de Guadalajara) y Camarma del Cao. En compensacin aparece aqu por vez primera como integrante del partido de Alcal la villa de Ribatejada, hasta entonces sometida a la jurisdiccin de la vecina provincia. Poco a poco, el partido alcalano iba adquiriendo su configuracin actual.

    , y al establecer las fechas en las que tendra lugar la subasta del arriendo del derecho de este impuesto da la relacin completa de las poblaciones de la provincia de Madrid agrupadas en los partidos de Alcal, Chinchn, Valdemoro, Colmenar Viejo y Navalcarnero, a los que hay que sumar el municipio de la capital. Dado que este documento est fechado con posterioridad al final del trienio liberal, en plena poca de retorno al absolutismo, no es de extraar que la configuracin territorial de la provincia no responda ya a la reforma de 1822, inscribindose una vez ms en la delimitacin de 1801. Ms interesante an resulta constatar que el reparto de los municipios en los diferentes partidos es asimismo idntico al existente en 1820, sin ms diferencia entre ambos que algn que otro despoblado y, y esto afecta directamente a Alcal, la desaparicin en 1825 de la villa de Vallecas del partido complutense en beneficio, probablemente, de la propia capital, al no aparecer sta en ninguno de los otros cuatro partidos que figuran en el documento. Razones de proximidad geogrfica con Madrid son las que justifican probablemente esta exclusin, aunque resulta curioso constatar que es Vallecas un caso nico que no se extiende al resto de los municipios entonces limtrofes con la capital.

    , Villa alvilla, Vacia Madrid, Viclbaro, Val de Nuo Fernandez, Chamartin, Covea, Camarma de Esteruelas, Id. del Cao, Id. de Encima, Corpa, Canillejas, Canillas, Coslada, Daganzo de Arriba, Daganzo de Abajo, Fresno de Torote, Granja de la Cabeza, Hortaleza, Yebra, Los Hueros, La Olmeda

    Junto, claro est, con la propia Alcal. Como puede comprobarse sin ms que comparar esta relacin con la anterior de 1820, haciendo salvedad de la omisin ya comentada de Vallecas la comarca alcalana del perodo posterior al trienio liberal era idntica a la establecida en el momento del establecimiento de ste. Como en tantas otras facetas de la Espaa de la poca, tambin las divisiones territoriales sufran los vaivenes de la poltica.

    Fallecido Fernando VII el 29 de septiembre de 1833, se instaurara en Espaa un nuevo gobierno liberal que, como no, procedi a establecer una nueva divisin provincial. Francisco Javier de Burgos, nombrado ministro de Fomento del nuevo rgimen, procedera a realizar esta labor con una sorprendente celeridad; por ley de 30 de noviembre de 1833 se proceda a estructurar Espaa en 49 provincias, las actuales sin ms modificacin que la divisin, en las primeras dcadas del siglo XX, de la provincia de Canarias en las de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. Como puede comprobarse, esta divisin provincial result ser, a diferencia de sus antecesoras, extraordinariamente longeva, hasta llegar al punto de que es la actualmente vigente. No ocurrira lo mismo con los partidos, que han sido modificados con relativa frecuencia en funcin de las necesidades de la administracin judicial; porque, no lo olvidemos, mientras las provincias tienen una entidad legal propia reconocida por la propia Constitucin, los partidos judiciales son tan slo una simple divisin administrativa del Ministerio de Justicia que no coincide en muchas ocasiones con las divisiones equivalentes de otros ministerios u organismos de la Administracin espaola, ya que, salvo en Catalua, nada se ha hecho equivalente a una subdivisin provincial en comarcas o cantones, tal como ocurre en otros pas.

    No obstante estas limitaciones, no cabe duda de que el partido judicial alcalano ha adquirido, a lo largo de sus ms de 150 aos de existencia, un carcter propio digno de ser tenido en consideracin, lo que justifica con creces su estudio. Veamos cual era la relacin de municipios pertenecientes al partido complutense dada por Pascual Madoz en su

    Es decir, 48 municipios incluyendo al de Alcal, aunque en esta relacin se echa en falta a Valdeavero, que Madoz asigna a la provincia de Guadalajara pese a los lmites provinciales no haban cambiado desde 1833; probablemente, todo se deba a un error. Sin embargo, en las entradas correspondientes a los pueblos el

    Valdeavero. Asimismo corrige el error de incluir Vaciamadrid en el municipio de Vallecas cuando lo haba sido, en 1845 concretamente, en el vecino de Rivas a raz de la supresin de su propio ayuntamiento.

    Qu variaciones haban tenido lugar en los quince aos transcurridos entre la creacin del partido, en 1833, y la publicacin del libro de Madoz? Realmente muy pocas, sin que stos afectaran a la extensin territorial del partido ya que se trata de pequeas localidades que haban quedado despobladas: Ambroz, absorbido por Viclvaro; Baezuela, que califica de cortijo y ubica en el trmino de Alcal, aunque actualmente pertenece a San Fernando; Buges, anexionado a Meco; Camarma de Encima, que lo haba sido por Camarma del Cao (ms tarde su antiguo trmino municipal pasara a formar parte del de Valdeavero); Rejas, en Barajas y Zarzuela del Monte, perteneciente entonces a Valdeolmos y ahora a Ribatejada.

    Estudiando esta relacin, y comparndola con la de las divisiones administrativas anteriores, se pueden observar varias cosas, tal como recoge la figura 6. En primer lugar, el partido de Alcal perda definitivamente el enclave de Almonacid de Zorita, hecho ste ciertamente lgico por tratarse de un enclave, muy alejado adems del ncleo principal del partido. Tambin perda lo poco que le quedaba -Mesones y Valdenuo- de las antiguas tierras de Uceda y Talamanca y la otrora importante poblacin de Alcolea de Torote, incorporada a la provincia de Guadalajara en 1833 y despoblada definitivamente en 1841, siendo agregado su trmino al de Torrejn del Rey. En compensacin Alcal recuperaba buena parte de los pueblos de la ribera del Tajua a excepcin de Arganda, Tielmes y Perales, e incorporaba definitivamente a su partido a Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio. Por el norte y el noreste ampliaba su jurisdiccin con villas que, o no le haban pertenecido nunca, o lo haban sido tan slo temporalmente: Valdetorres de Jarama, Campoalbillo, Fuente el Saz, Valdeolmos, Ribatejada, Serracines y Valdeavero. Por ltimo, Alcal conservara la mayor parte de las poblaciones limtrofes con Madrid con la excepcin de Chamartn y Hortaleza, incorporadas definitivamente al partido judicial de Colmenar Viejo.

    , Orusco, Paracuellos de Jarama, Pezuela de las Torres, Pozuelo del Rey, Ribatejada, Rivas de Jarama, San Fernando de Henares, Santorcaz, Los Santos de la Humosa, Torrejn de Ardoz, Torres de la Alameda, Valdeavero, Valdeolmos, Valdetorres, Valdilecha, Valverde de Alcal, Vallecas, Velilla de San Antonio, Viclvaro, Villalbilla y Villar del Olmo.

    Entre los cuales haba una ciudad (Alcal) siendo el resto villas, a excepcin de Campoalbillo, Fresno de Torote y Nuevo Baztn, que tan slo tenan consideracin de lugares. Respecto a la lista de Madoz han desaparecido Alalpardo y Camarma del Cao debido a la prdida de su condicin de municipios, al tiempo que da como ayuntamientos independientes a Canillas y Canillejas. Asimismo en esta ocasin s aparece Valdeavero, con lo que queda corregido el aparente error de Madoz.

    de Madoz asignaba en 1848 estas seis localidades al partido judicial de Alcal, salvo error todo parece indicar que el criterio seguido en el siglo XIX de reservar los juzgados de Madrid nicamente para la capital, incorporando los pueblos cercanos a los partidos judiciales vecinos, debi de ser aplicado de forma intermitente, as como frecuente, aunque la configuracin provincial no llegara a ser modificada en ningn momento.

    , ya que ste enumera tambin las entidades menores de poblacin carentes de ayuntamiento propio: Serracines, perteneciente a Fresno de Torote; Alalpardo, anejo a Valdeolmos, y Vaciamadrid, dependiente administrativamente de Rivas. De menor importancia eran los caseros de Zarzuela del Monte, Aldovea y Baezuela, pertenecientes al municipio de Ribatejada el primero y al de San Fernando los dos ltimos. Belvis (en Paracuellos de Jarama), Silillos (en Valdetorres de Jarama) y Vaciabotas (en San Fernando) eran tan slo unas casas de labor, y Ambroz, por ltimo, un pequeo casero perteneciente a Viclvaro.

    Otro apartado es el correspondiente a los actuales despoblados. El primero de ellos es Campoalbillo, entonces todava municipio, situado junto a la carretera nacional 320 a mitad de camino entre Talamanca de Jarama y El Casar de Talamanca. Adems de ste, el

    cita a Camarma del Cao, perteneciente a Camarma de Esteruelas; Daganzo de Abajo, dependiente de Daganzo de Arriba (y no de Ajalvir) y Buges, incluido en el trmino municipal de Meco. Los dos primeros eran lugares, y el tercero un casero.

    En cuanto a las cuatro villas vinculadas histricamente a la tierra de Alcal, pero incluidas en 1865 en el partido judicial de Chinchn, Arganda, Carabaa, Perales de Tajua y Tielmes, tan slo Arganda contaba con anejos, los caseros de Valtierra y Vilches y la casa de la Poveda; paradjicamente los dos primeros estn hoy despoblados, mientras la Poveda ha crecido hasta convertirse en un ncleo de poblacin de regular importancia.

    a excepcin de Daganzo de Abajo, que Rosell atribuye a Ajalvir tal como hiciera Madoz. Y efectivamente, aparece Valdeavero como perteneciente al partido judicial complutense.

    Conforme pasaba el tiempo, y a pesar de la gran estabilidad que demostr tener esta configuracin territorial de la comarca alcalana, se produjeron no obstante diversas modificaciones, la mayor parte de ellas durante el ltimo tercio del siglo XIX, que vinieron a ser fundamentalmente de dos tipos: Localidades convertidas en despoblados, y absorciones de unos municipios por otros.

    ; Daganzo de Abajo, Ambroz, Baezuela y Rejas, demolida esta ltima a raz de la construccin del aeropuerto de Barajas. El despoblado de Campoalbillo, por su parte, sera incorporado al trmino municipal de Talamanca de Jarama y, como tal, segregado del partido de Alcal, dado que Talamanca perteneci primero al de Torrelaguna, y posteriormente al de Colmenar Viejo. Asimismo, perdieron su condicin de municipio los Hueros, anexionado a Villalbilla en 1883, y la Alameda de Osuna, que pas a depender de Barajas en fecha indeterminada.

    Ya con posterioridad a la guerra civil, el crecimiento de Madrid supuso el recorte de una porcin del partido alcalano merced a la anexin por parte de la capital de cinco municipios pertenecientes al mismo, los cuales a partir de entonces pasaron a formar parte a todos los efectos de la capital. 1949 fue el ao en el que perdieron su identidad municipal Barajas (a la que ya perteneca la Alameda de Osuna), Canillas y Canillejas, y en 1950 lo hicieron Viclvaro y Vallecas. Algunos aos ms tarde, por orden del Consejo de Ministros de fecha 26 de noviembre de 1954, se fusionaron los antiguos municipios de Rivas de Jarama y Vaciamadrid, muy daados durante la batalla del Jarama, en la nueva entidad de Rivas-Vaciamadrid, con su ncleo urbano construido de nueva planta por la Direccin de Regiones Devastadas. Un ao despus, en 1955, el Instituto de Colonizacin cre de nueva planta la poblacin de Belvis de Jarama (no confundir con el Belvis citado en los documentos del siglo XIX), situada en la carretera que enlaza Paracuellos con Algete y enclavada en el trmino municipal del primero de estos dos ayuntamientos.

    , Orusco, Paracuellos de Jarama, Pezuela de las Torres, Pozuelo del Rey, Ribatejada, Rivas-Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Santorcaz, Los Santos de la Humosa, Torrejn de Ardoz, Torres de la Alameda, Valdeavero, Valdeolmos, Valdetorres de Jarama, Valdilecha, Valverde de Alcal, Velilla de San Antonio, Villalbilla y Villar del Olmo.

    A los que hay que sumar los anejos anteriormente enumerados y, de unos aos a esta parte, las numerosas urbanizaciones que han surgido por los diferentes puntos de la superficie del partido. Esta configuracin del partido judicial complutense se mantuvo sin variaciones durante bastantes aos, pero el gran crecimiento demogrfico de la zona situada a lo largo de la carretera nacional II acab convirtindola en algo muy poco operativo, haciendo de los juzgados de Alcal unos de los ms congestionados de Espaa. Se impona, pues, una reforma en profundidad de su estructura, y sta tuvo finalmente lugar en el seno de la remodelacin realizada a nivel nacional en 1988

    . A raz de la implantacin de la misma el antiguo partido de Alcal ha quedado dividido en cuatro con cabeceras, respectivamente, en Alcal, Torrejn, Coslada y Arganda, este ltimo agrupando a los municipios del sur del antiguo partido de Alcal con los del norte del tambin antiguo partido de Chinchn, varios de los cuales formaron parte en su da de la comarca histrica complutense. Tal como ocurri en pocas anteriores, la comarca alcalana adquiere de nuevo un carcter multipolar ms acorde con su realidad actual. Se podr objetar que hasta qu punto es lcito agrupar dentro de la comarca de Alcal estos cuatro nuevos partidos; ciertamente la inexistencia de unos lmites geogrficos precisos ha convertido en algo muy difcil de dilucidar a la extensin verdadera de la comarca alcalana, lo que obliga a adoptar aproximaciones mejores o peores, pero siempre aproximaciones. Por otro lado, tres de estos cuatro partidos caen en su totalidad dentro de los lmites del antiguo partido de Alcal, mientras el cuarto -el de Arganda- recupera a las poblaciones que en su da pertenecieron al Fuero Viejo y quedaron descolgadas de Alcal en el siglo XIX (Arganda, Carabaa, Perales de Tajua y Tielmes), as como aqullas que formaron parte temporalmente del mismo (Brea de Tajo) o que estuvieron .vinculadas eclesistica, aunque no administrativamente (Morata de Tajua) a Alcal. Quedan sin vinculacin histrica de ningn tipo con Alcal nicamente Estremera, Fuentiduea de Tajo, Valdaracete, Villamanrique de Tajo y Villarejo de Salvans, lo que convertira a mi entender en ms errnea la exclusin del partido de Arganda que su inclusin en la comarca complutense.

    Alcal de Henares, Anchuelo, Camarma de Esteruelas, Corpa, Meco, Pezuela de las Torres, Santorcaz, Los Santos de la Humosa, Valdeavero, Valverde de Alcal y Villalbilla.

    Ajalvir, Algete, Cobea, Daganzo de Arriba, Fresno de Torote, Fuente el Saz de Jarama, Paracuellos de Jarama, Ribatejada, Torrejn de Ardoz, Valdeolmos y Valdetorres de Jarama.

    Arganda, Brea de Tajo, Carabaa, Estremera, Fuentiduea de Tajo, Morata de Tajua, Perales de Tajua, Tielmes, Valdaracete, Villamanrique de Tajo y Villarejo de Salvans.

    Esto hace un total de 48 municipios distribuidos de la siguiente manera: 11 en el partido de Alcal, otros 11 en el de Torrejn, 4 en el de Coslada y 22 en el de Arganda, el ms numeroso de los cuatro. En cuanto a la extensin superficial total sta es de 1.843 km

    Al realizar los mapas que ilustran el presente artculo tropec con el problema de no disponer de una cartografa fiable de los trminos municipales pertenecientes a las poblaciones que figuraban en los documentos. Esto me ha obligado a recurrir a los trminos municipales actuales, con lo que en algunos casos el territorio real de la comarca alcalana puede no coincidir exactamente con el consignado en el correspondiente mapa, aunque siempre lo har de una manera muy aproximada. En general los trminos municipales no suelen variar demasiado a lo largo del tiempo, siendo sus principales modificaciones debidas al despoblamiento de ciertas poblaciones o a la absorcin de unos municipios por otros. Siempre que ha sido posible, y esto ha ocurrido la mayor parte de las veces, se han trazado de forma aproximada los lmites de los antiguos trminos municipales hoy convertidos en despoblados o en anejos de otros municipios vecinos. Existe, no obstante, un caso -el de Alcolea de Torote- en el que ha resultado imposible establecer, siquiera de una manera aproximada, la configuracin de su extinto trmino municipal. Por esta razn, siempre habr de entenderse a las extensiones territoriales como aproximadas.






    www.junquoting.comule.com Todos los derechos reservados